sábado, 9 de marzo de 2013

Concierto del pianista Grigory Sokolov en el Palau de la Música de Valencia


La Asociación Musical DSV asiste al concierto del pianista ruso Grigory Sokolov en el Palau de la Música de Valencia.




Sábado 09 Marzo 2013. 19:30
Sala Iturbi.
GRIGORIJ SOKOLOV, piano
F. Scubert                           Cuatro impromtus D. 899 (Op. 90)
                                             Tres piezas para piano, D. 946
                *** ***
L. van Beethoven            Sonata Nr. 29 op. 106
                                               “Große Sonate für das Hammerklavier”
                                               Allegro
                                               Scherzo. Assai vivace
                                               Adagio sostenuto. Appassionato e con molto sentimento
                                               Largo. Allegro risoluto. Fuga a tre voci, con alcune licenze
 BIOGRAFÍA

En los 40 años transcurridos desde que el joven de 16 años Grigory Sokolov fuese galardonado con el primer premio en el Concurso Internacional de Piano Tchaikovsky en Moscú, en 1966, el mundo se ha rendido ante lo que un crítico americano denominó recientemente como "un tipo de pianismo, musicalidad y arte que uno pensaba que se había perdido para siempre". Tutelado desde joven por Emil Gilels y figura prominente de la escena musical rusa desde la adolescencia, Sokolov ha obtenido un estatus mítico entre los amantes de la música y pianófilos de todo el mundo. Hoy en día es considerado por muchos el mejor pianista vivo del mundo. Desde su primer recital de piano importante en Leningrado a los 12 años, Sokolov ha maravillado al público una y otra vez con su amplitud de repertorio y su profundidad, incluso su intensidad física musical. Usando pedal pequeño, y por tanto mayor trabajo manual, consigue sacar del piano una inmensa variedad de sonidos; posee una ilimitada paleta de colores, una imaginación espontánea y un control magistral. Sus interpretaciones son poéticas y tremendamente personales, y su libertad rítmica y elasticidad de frase son, tal vez, inigualables entre los pianistas de hoy en día. 

Aquellos a los que gusta su arte suelen sentirse particularmente atraídos por su manera natural de tocar, que es parte de su credo artístico. Su manera de tocar no tiene influencia de maestros anteriores, su estilo es propio y totalmente único. Cualquier cosa que Grigory Sokolov interpreta, sea Pavane de William Byrd, una Fantasía de Bach, Mazurka de Chopin o un Preludio de Ravel, suena completamente nuevo. Incluso una conocida Sonata de Beethoven puede ser redescubierta como una obra nueva. Pero toda esta magia tiene su lado terrenal: Sokolov sabe más sobre Steinway que muchos técnicos de pianos, y antes de sentarse a tocar frente a un instrumento que desconoce, examina primero su mecánica interna. Suele trabajar durante muchas horas cada día, e incluso el día del concierto practica en el escenario durante horas, “tratando de conocer” el piano. Que prefiere que sus CDs se graben en directo no sorprende, ya que le gusta capturer el sagrado momento de un concierto real, en directo, y evitar la atmósfera estéril de un estudio. 

Grigory Sokolov es un invitado habitual de las más prestigiosas salas de conciertos y festivales europeos. Ha actuado en Londres, París, Viena, Berlín, Madrid, Salzburgo, Munich, Roma y Nueva York, y trabajado con muchos de los directores más destacados, como Myung-Whun Chung, Valery Gergiev, Trevor Pinnock, Neeme Järvi, Herbert Blomstedt, Sakari Oramo, Alexander Lazarev, Moshe Atzmon, etc. Ha trabajado, además, con las orquestas Filarmónica de Nueva York, Sinfónica de Montreal, Filarmónica de Munich, Gewandhaus de Leipzig, Philharmonia y Concertgebouw de Amsterdam. 

Sokolov ha realizado numerosas grabaciones en directo para Melodya y Opus 111. Éstas incluyen obras de Bach, Beethoven, Brahms, Chopin, Rachmaninoff, Prokofiev, Schubert, Schumann, Scriabin y Tchaikovsky. Su publicación más reciente es un DVD dirigido por Bruno Monsaingeon grabando un recital de Grigory Sokolov en el Théatre des Champs-Elysées en París.