Suiza considerará derecho constitucional el aprendizaje de la música y el canto

El 72,7% de la población suiza aprobó un plebiscito que modifica la Constitución Nacional y añade que la música y el canto deberán ser obligatoriamente fomentados en todos los cantones del país, particularmente a nivel de niños y adolescentes.

Foto: blogs.uuworld.org
La Carta Magna señalará que se debe facilitar el acceso a las escuelas de música y fomentar los talentos musicales. La norma será obligatoria y si los cantones estuvieran omisos en cumplirlo, la Federación deberá intervenir.

Los Directores Cantonales de Educación deberán definir el nivel nacional de las habilidades que deberán alcanzar los estudiantes en materia musical, del mismo modo que existen parámetros para las matemáticas o la literatura, por ejemplo.

Siguiendo los pasos del éxito en el deporte

La suma de la obligatoriedad estatal para atender temas específicos más allá de los convencionales en la educación, viene de la mano de un antecedente fundamental en Suiza: la formación deportiva fue incorporada a la Constitución en 2006.
Los beneficios que ello casi de inmediato determinó, hicieron que en 2010, más de veinte asociaciones musicales del país reunieran a más de medio millón de firmas en apoyo de la causa.
Las escuelas deberán tener mejores estándares de educación musical, las clases no podrán ser cobradas bajo ningún concepto por los centros docentes, para permitir que cualquier niño o joven sin importar su situación económica pueda desarrollar esas condiciones. Habrá una red de apoyo a jóvenes talentosos para distintos estilos en los que descollen. La elaboración de la legislación a aplicarse será debatida hasta 2015 y se espera que el sistema comience a funcionar en 2016.
Los tiempos suizos son distintos a la mayoría de los países, en tanto los cantones son absolutamente autónomos en materia educativa, por lo que existen disparidades en los desarrollos, formas de financiamiento y calidades; no obstante la inclusión en la Constitución determina la aceptación de todos que tendrán no obstante hasta 2015 para acordar sus formatos.